LÍNEA DE VIDRIO CURVO RECOCIDO

TECNOLOGÍA CURVAM®

El vidrio curvado recocido se obtiene a partir del calentamiento lento de un vidrio plano que, al alcanzar su punto de plasticidad, comienza a caer y se adapta en un molde hecho a medida.

Una vez conseguida la geometría deseada, empieza un proceso clave conocido como “recocido” o enfriamiento lento del vidrio, que determinará la calidad visual y estructural del producto final.

DIMENSIONES

Curvam® destaca por su versatibilidad y el amplio abanico de opciones estructurales que permite. Se curva vidrio de un grosor que oscila entre los 4 y los 19 mm.

RESISTENCIA

Un enfriamiento controlado evita la tensión residual en el vidrio, y es inherente al propio proceso de fabricación.

SEGURIDAD

La resistencia de un curvado recocido se incrementará una vez laminado con otro vidrio. Aumenta así sus prestaciones de seguridad y evita desprendimiento de materia en caso de rotura.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.