LÍNEA DE VIDRIO VITRIFICADO

LÍNEA DE VIDRIO VITRIFICADO

Es un  proceso de pintado del vidrio realizado con pantalla o  rodillo; en el que la pintura se funde con la masa vítrea y el color permanece inalterable.  El vitrificado es posible a través de la acción del templado, la cual confiere adhesión entre vidrio-pintura.

El vitrificado puede  ser uniforme,  fondeando el vidrio total o parcialmente, mediante un proceso de pintado con rodillo automático;  o empleando la pantalla de serigrafía conseguir  decorados  con   dibujos. Todo esto permite dotar al vidrio de personalidad,  con un pintado a la carta (RAL o Pantone) según diseño escogido por el cliente.

La pintura empleada en línea de vitrificado es pintura cerámica, la única que soporta las altas temperaturas del templado. De esa acción el vidrio y la pintura se funden, y como resultado surgen vidrios decorados en color con alta resistencia al paso del tiempo y a agresiones externas, abrasiones, choques térmicos e incidencia de rayos UVA.

Por sus características como vidrio templado y con color, el vitrificado puede aplicarse a cualquier elemento: ventanas de autobuses, ventanas y puentes de buques, ascensores, barandillas, escaleras mecánicas, marquesinas, lámparas, tapas de mesa, mobiliario de oficina, mobiliario de cocina, encimeras, mamparas de baño, forrado de fachadas, elementos de instalaciones comerciales, etc.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.